CABALLERO DE LA ASTRÉE – DESCUBRA EL PROYECTO

LA CRÉACIÓN DE UN BOSQUE COMESTIBLE, POR EL BIEN DE TODOS.

Los insectos libadores que contribuyen en gran medida a la polinización y por ende al alimento que comemos,están  ahora amenazados por la agricultura moderna por lo que de nosotros depende el  poder salvarlos… y así salvarnos a nosotros  mismos

¿Lo sabía ?

 

  • ¿Sabía que los insectos libadores, como las abejas solitarias, los abejorros, las mariposas, las avispas, y otros muchos insectos, participan en la polinización de cerca de 1/3 del alimento que comemos ?
  • ¿Sabía que 85% de las plantas necesitan deestos insectos libadores para propagarse ?
  • ¿Sabía que la monocultura, técnica utilizada por nuestra agricultura intensiva moderna, es responsable, entre otras causas, de la decadencia de cerca del 40% de las poblaciones deinsectos libadores ?
  • Por fin, ¿sabía que el 52% de nuestras frutas, verduras y productos de consumo corriente desaparecerían de nuestros supermercados, si las poblaciones de insectos acabaran por desaparecer ?

El proyecto de los « Caballeros de la Astrée » : la creación de un bosque comestible.

« Ninguno de nosotros sabe lo que sabemos todos juntos. »

Euripide

Los Caballeros de la Astrée, es un proyecto colectivo, abierto a cada uno de nosotros, que pretende, vía la implantación de un bosque comestible, crear un refugio para los insectos libadores, en  beneficio de todos ; naturaleza, insectos, animales y humanos.

Un verdadero modelo de la agricultura del mañana, un bosque comestible compuesto por especies melíferas y nectáreas, cuya florescencia se propaga a lo largo de muchos  meses lo que permite atraer a los insectos libadores al desarrollar la polinización,  rechazando las plantas  perjudiciales y las plantas no deseadas y  a su vez fertilizando las plantas.

Se trata de un trabajo comunitario, reunido alrededor de un mismo objetivo, unos mismos valores, y un mismo blasón, los defensores de los insectos libadores y enamorados de la naturaleza, deseosos de poner un poco de su parte en la protección de nuestra biodiversidad,  con la  adquisición de un pequeño rincón de paraíso, en el corazón de la campiña francesa.

Unirnos  en la aventura de los Caballeros de la Astrée,  es participar en un proyecto comunitario audaz y hacer un gesto cívico no sólo para el planeta, sino para uno mismo.

 

Para participar, tiene la posibilidad de adquirir  un pack, entre numerosas opciones. Usted se convertirá entonces en el proprietario de una planta en nuestro dominio, lo que le otorgará el título de Caballero de la Astrée.

Usted participará así de manera directa en un proyecto comunitario benéfico para la biodiversidad y el bien común ; un regalo ideal, ecológico y responsable.

Los Caballeros de la Astrée : una misión múltiple.

 

« Trabajar con la naturaleza, y no contra ella »

 

Haga un gesto para la comunidad, y participe en la concepción de un bosque comestible, único en Francia, que beneficia a todas las especies. Gracias al apoyo de numerosos especialistas, y con su ayuda, podemos actuar de manera audaz, eficaz y sostenible.

La misión de los Caballeros de la Astrée es múltiple.

  • Proteger los insectos de los monocultivos que perjudican su salud.
  • Crear, en el corazón de nuestras campiñas francesas, numerosos espacios de biodiversidad, para mantener ecosistemas perennes, con la mínima intervención humana.
  • Densificar, diversificar, e ir hacia un sistema de abundancia donde todos, vegetales, animales, humanos, insectos, y naturaleza, se sostengan de manera mutua y tengan como objetivo la sostenibilidad y la cooperación.
  • Ofrecer a los adherentes del proyecto, y proprietarios de las plantas, una compensación.
  • De forma paralela, desarrollar soportes educativos con el fin de llevar campañas de sensibilización, en las escuelas y con la participación de actores locales.

Los Caballeros de la Astrée : ¿Quiénes somos ?

 

Volviendo la vista atrás

Nosotros,  Nathalie, Angélique, Olivia, Mélanie, Pascal, Anne, Guillaume, Walter, …  somos ante todo un equipo de apasionados de la naturaleza  pero también un equipo de profesionales. Implicados particularmente desde hace años, en el proyecto de una reserva natural en Escocia, y a la vista del éxito de proyectos similares en España o en Austria, y siguiendo la creciente demanda  para la formación de tal comunidad en Francia, la idea  se fue germinado de forma tranquila en nuestras mentes antes de que decidiéramos  lanzarnos, hace algunos meses.

Comprobando diariamente los daños causados por las hectáreas de monocultivo que invaden nuestras campiñas, particularmente  en el plano de la biodiversidad, llegó el tiempo de empezar a cultivar en nuestros campos, espacios poblados de plantas melíferas y nectáreas propicias a los insectos libadores.

Tras meses en busca de financiación, nos convertimos en unos felices propietarios  de dos terrenos viendo como se realizaba  nuestro proyecto :

  • Un antiguo vergel tradicional de 20 años y no tratado, cerca del lago de Eguzon, en el Berry (Región Centro-valle Loira). Se compone esencialmente de una cincuentena de manzanos pero también de avellanos, nogales, y castaños y a la vez atravesado por un arroyo.
  • Una enorme pradera sobre un lugar llamado Fontsemont, en La Roche-Posay, en la región Nouvelle Aquitaine. Es una superficie de más de una hectárea que está adosada a un  bosque y alberga una antigua charca.

El terreno de La Roche-Posay ha sido rebautizado, gracias a nuestros cuidados,con el nombre de « Astrée » ; llegamos pues a  octubre del 2016, y es así como Los Caballeros de la Astrée por fin nace.

Los Caballeros de la Astrée : Preparar un terreno propicio al crecimiento de un bosque madre.

 

El tiempo  de preparar el terreno había llegado. Para hacerlo, acudimos a los servicios de dos profesionales ; Walter, Arquitecto Paisajista-arbolista, responsable de la concepción de los planes y de la asociación de las diferentes plantas (frutales, pequeñas frutas flores, aromáticas), junto con el  Señor Bravard, encargado de la adquisición de las plantas.

Durante largas semanas laborales, Walter trabaja en la concepción de guildas, es decir  conjuntos de flores que crecen juntas, compuestas por una planta superior rodeada de sus aliadas, a menudo un árbol, una liana, arbustos o plantas herbáceas. También hubo que proteger el terreno de los animales : cintas de señalización tensadas a diferentes alturas para alejar los corzos, encalado en los árboles con zumo de hueso para disuadir los herbívoros,  cuerdas de cañamo embebidas de ajo machacado en el aceite de lino, para disuair a los conejos y pequeños roedores…

Hemos previsto utilizar, por el momento, aproximadamente 400m2 del terreno, esperando la puesta a disposición del resto. En la actualidad, aproximadamente 200 plantas ya se han asentado sobre el dominio desde noviembre del 2016, puestas en un suelo de estiércol, con hojas,  tierra de bosque, y de paja.

En cuanto a la charca que se encuentra en el mismo sitio, actualmente desecada, prevemos limpiarla para devolverle su función de origen. Es aquí dónde los animales de la vecindad se habían habituado a beber a lo largo del año.

 Ir más lejos : los Caballeros de la Astrée o la importancia de actuar para la biodiversidad.

 

« Porque nos necesitan, y porque les necesitamos. »

Los insectos libadores fente a numerosas amenazas

 

Que sean abejorros, abejas solitario, coléopteros, mariposas, avispas, osmias, xylocopas, moscas, los insectos libadores salvajes están en la actualidad ampliamente amenazados por numerosas causas de origen humano, particularmente la proliferación de los plaguicidas, la contaminación del aire, o la destrucción, vía la preponderancia del monocultivo, los vegetales de los cuales se alimentan los polinizadores, y por la destrucción de sus hábitats. En efecto, si la naturaleza ofrece millares de vegetales, muchos de ellos están considerados como indeseables por los agricultores, y en consecuencia tratados como tales : zarzas, cardillos, ortigas, flores salvajes,… Asimismo, los setos y los jardines desaparecen para dejar sitio a hectáreas de monocultivo.

 

Y por este motivo los polinizadores desempeñan un papel fundamental en el proceso de la polinización, y de la reproducción de las planta, en el mantenimiento de nuestros bosques  en la biodiversidad. Según un estudio reciente de Whole Foods Market®, más del 85 % de las plantas necesitan estos insectos polinizadores para existir, y cerca de 1/3 del alimento que consumimos está directamente ligado a la polinización animal. Sin los libadores, el 52% de nuestras frutas, verduras y productos de gran consumo desaparecerían de las estanterías de nuestros supermercados : frutas y derivados, verduras, café, cacao, especies, oleaginosas y proteaginosos,…

Si existen más de 25.000 especies de insectos polinizadores, sus poblaciones disminuyen de modo preocupante desde hace una veintena de años, ciertas zonas están perdiendo más de un 90% de sus colonias.

 

Los Caballeros de la Astrée : la permacultura como modelo sostenible y responsable de agricultura

 

Ampliamente utilizado en la agricultura intensiva e industrial de hoy, el monocultivo es un modelo que consiste en cultivar sobre una única misma parcela una sola especie, lo que conlleva al  empobrecimiento de los suelos, al uso regular de plaguicidas, al desprendimiento de gas con efecto invernadero, y a una pérdida significativa de la biodiversidad. Las plantas melíferas y nectáreas desaparecen, provocando un retroceso de las poblaciones de insectos polinizadores, y problemas que ya conocemos

Frente a esta constatación, se imponen diversas soluciones. La primera de ella consiste en cambiar radicalmente de modo de vida, y adoptar un nuevo sistema agrícola, exactamente opuesto al modelo actual.

 

Elaborado en los años 70, por el investigador australiano Bill Molison, la permacultura, al contrario del monocultivo tradicional, se basa en  un modelo sostenible y autosuficiente de agricultura, en el cual el hombre trabaja  con la naturaleza, y no contra ella.

Una de las técnicas emblemáticas de la permacultura es el bosque comestible, que pretende desarrollar, vía la superposición de varias especies vegetales comestibles, aliadas, y complementarias sobre una sola misma parcela, ecosistemas perennes.

Teniendo en cuenta que el bosque ya es autónomo, sostenible, y fértil  por si mismo, sin intervención humana, si dejáramos que la naturaleza siguiera su curso,  Francia volvería a ser un bosque inmenso ; la inmensa mayoría de los bosques madres florecen todavía despues 1.000 años de existencia.

 

El desafío aquí reside entonces en la creación de un bosque comestible, sobre el modelo de un bosque natural multi escalonado (raíces y plantas trepadoras, frutas y verduras, luego arbustos frutales de tipo matorrales, árboles frutales tales como los manzanos o los cerezos, y por fin, las copas de los árboles (los árboles más altos), capaces de constituir refugios verdaderos para los insectos polinizadores, y de conservar la biodiversidad de nuestras campiñas. Esto requiere mucha energía al principio. Pero, una vez el bosque hecho, no le quedará más que cosechar las frutas. Según el inglés Robert Hart, que transpuso los bosques comestibles tropicales en nuestros climas templados occidentales, « Nadie fertiliza o irriga un bosque. El bosque es autónomo. Si usted es capaz de recrear un bosque madre entonces su principal esfuerzo será cosechar las frutas. »

 

A priori, si un bosque comestible es funcional y autónomo sólo al cabo de algunos años, por lo general 3 o 4 años, éste puede empezar a producir frutas. Desde luego, su rendimiento y su eficiencia se hacen  de manera progresiva con el tiempo, para alcanzar una producción óptima al cabo de una decena de años.

Como puede ver los insectos libadores ocupan un papel crucial para la biodiversidad, la supervivencia de la naturaleza, y nuestras costumbres alimentarias. Sin ellos, nuestros modos de consumo se verán alterados de manera significativa. Conviene entonces concienciarse de esta amenaza, y actuar para el beneficio de la supervivencia de las especies de insectos libadores salvajes que contribuyen a nuestro propio bienestar.

 

Como Caballero de la Astrée, usted también puede, comprometerse en este proyecto y contribuir haciendo de nuestras campiñas, unos verdaderos espacios de biodiversidad. La solución está al alcance de cada uno de nosotros.

En continuant à utiliser le site, vous acceptez l’utilisation des cookies. Plus d’informations

Les paramètres des cookies sur ce site sont définis sur « accepter les cookies » pour vous offrir la meilleure expérience de navigation possible. Si vous continuez à utiliser ce site sans changer vos paramètres de cookies ou si vous cliquez sur "Accepter" ci-dessous, vous consentez à cela.

Fermer